Las reglas del voleibol más importantes

Última actualización: 27.11.22

 

Frente a otros deportes de masas, no todo el mundo conoce las reglas de voleibol actuales. No obstante, las mismas son sencillas y te permitirán practicar este deporte con pleno conocimiento del juego o entender mejor qué pasa en un partido.

 

Aunque sus reglas no son especialmente complicadas, el hecho de no ser un deporte tan masivo como el fútbol o el baloncesto hace que el conocimiento del reglamento del voleibol no sea tan amplio como el de estos deportes. No obstante, las características del voleibol lo hacen accesible a todo tipo de jugadores, así que no es difícil de practicar. Basta con equiparse bien, reunir un equipo y conocer las reglas básicas del voleibol para empezar a moverte por la pista y disfrutar de este emocionante deporte.

Por cierto, si quieres vivir una experiencia virtual antes de empezar en el mundo real,  ten en cuenta que estas reglas solo están completas en los mejores juegos 3DS y otras videoconsolas de primer nivel, lo que a veces causa ciertas molestias si usas juegos de no tan buena calidad. No obstante, si quieres aprenderte el reglamento en profundidad, nada mejor que conocer las normas del voleibol que todo jugador o aficionado debería conocer.

 

El campo

Para empezar, vamos a conocer las medidas del campo de voleibol. Este cuenta con un diseño rectangular y unas medidas de 18 metros de largo por 9 de ancho, dando lugar a dos campos cuadrados de 9 metros de lado. Tras la línea de fondo se sitúa la zona de servicio, de tres metros de ancho, mientras que en cada medio campo se trata de la línea de ataque, situada a 3 metros de la línea central y paralela a la línea de fondo.

Respecto de la red, esta tendrá 1 metro de ancho y unos 9,5 a 10 metros de largo. Su parte superior se sitúa a una altura de 2,43 metros para hombres y 2,24 metros para las mujeres. En los exteriores de ella y sobre la línea lateral del campo se colocan las varillas, que marcan la zona de juego en altura. Estas varillas son una de las curiosidades del voleibol, dado que no suelen usarse en ningún otro deporte donde se emplee una red.

El equipo

Cada equipo tiene seis jugadores en total, de los que uno es el líbero. El líbero de voleibol tiene la capacidad de poder entrar y salir del campo en cualquier momento, sin que su cambio cuente respecto de los autorizados, y juega siempre en posición defensiva. Por eso, este jugador no puede sacar, bloquear ni completar un ataque por encima de la red. Para distinguirlo del resto de jugadores, este viste con una equipación diferente a la convencional. El resto de jugadores de voleibol tienen plena libertad de movimiento, salvo por la limitación en el número de cambios establecida por la comprensión.

 

El balón

Las medidas de un balón de voleibol son de 65 a 67 centímetros diámetros de circunferencia, con un peso que oscila de los 260 a los 280 gramos de peso. Estas medidas son algo más pequeñas y bastante más ligeras que las de un balón de fútbol, lo que facilita el envío del balón al campo contrario y también marca el veloz ritmo de este deporte. Otro aspecto en el que varía este balón es en su acabado, hecho en colores más vivos y que facilita ver el balón a las altas velocidades que se logran durante el juego.

 

Los saques de voleibol

Cada jugada se inicia con el saque de voleibol. Este saque se realiza desde la zona que hemos comentado antes. El saque puede ejecutarse bien en posición parada o bien mediante un salto y golpeo, según prefiera el jugador. La única condición es no salirse de la zona de saque ni pisar la misma. El jugador mantendrá el saque hasta que su equipo pierda el punto, en cuyo caso este saque pasa al equipo contrario.

El juego

Una vez ejecutado el saque, se ejecuta la fase de juego. Una fase en la que conviene saber cuántos toques puede dar un jugador de voleibol. La respuesta es que, en total, el equipo puede dar un total de tres toques, hasta devolver el balón al terreno contrario. Respecto de cada jugador, este puede dar uno o dos toques, siempre que estos no sean consecutivos. En caso de tocar el balón dos veces seguidas, se señalaría una de las faltas en voleibol, los dobles.

 

Las rotaciones

En línea con el tema de los saques tenemos que hablar de las rotaciones, básicas en este deporte. Estas rotaciones se ejecutan cada vez que un equipo recupera el saque, moviéndose todos los jugadores en el sentido de las agujas del reloj. Dado que en el campo los jugadores se sitúan en dos filas de tres, separadas por la línea de ataque, esta rotación implica que el jugador situado más a la derecha de la línea delantera pasa a la posición de saque, salvo que sea el líbero. Por su parte, el situado en la parte izquierda de la línea trasera pasaría a la zona de ataque.

 

Los puntos

Cada equipo gana el punto cuando el equipo contrario no es capaz de devolver la pelota al campo contrario, cuando manda el mismo balón fuera de ese campo contrario o bien cuando comete alguna falta. Entre estas faltas, están los cuatro toques ya comentados, tocar la red, los dobles o penetrar en el campo contrario, ya sea por la parte superior o inferior de la red. También se suma un punto al equipo rival si el saque va fuera del campo del adversario.

 

Desarrollo del juego

Para ganar un partido de voleibol es necesario ganar al menos tres de los cinco sets a los que disputan los partidos. Para ganar cualquiera de los cuatro primeros sets, es necesario alcanzar 25 puntos en total, con una diferencia de 2. Si no se llega con tal diferencia, se prolonga el set y ganará el primer equipo que sume más que el contrario con esa diferencia de dos. Respecto del quinto set, este se juega a 15 puntos, manteniéndose la necesidad de ganar con dos puntos de diferencia.

Es importante saber que en el voleibol moderno ya no es necesario tener el saque para ganar el punto, de manera que todas las jugadas suponen un punto para el equipo que corresponda. Algo que da más rapidez al juego, frente al planteamiento del reglamento tradicional.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS