Los músculos más importantes del cuerpo

Última actualización: 16.09.21

 

Los músculos son una de las partes principales del cuerpo humano y entre sus funciones más importantes está la de propiciar los distintos movimientos. Sin embargo, también sirven como promotores de diversas funciones vitales, ya que integran varios de los órganos del cuerpo, tal es el caso del corazón y el estómago.

 

Es probable que, al pensar en músculos, vengan a la mente las imágenes de fisicoculturistas o las de personas entrenando en un gimnasio. Esta es una idea correcta, solo que incompleta, pues la forma como los músculos componen nuestro es mucho más compleja de lo que se observa a simple vista.

Más allá de saber cuántos músculos tiene el cuerpo humano que, por cierto, son más de 600, es fundamental entender que eso que llamamos músculos son un conjunto de células largas y delgadas, y tienen la capacidad de contraerse. Estas células son conocidas también como fibras musculares, miocitos o miofibrillas y conforman así nuestro sistema muscular. Esta sería una definición bastante sintetizada de la estructura del músculo.

 

Clasificación y tipos de músculos

Antes de mencionar los músculos considerados como los más importantes, debemos mencionar la clasificación y los tipos de músculos que existen. En este sentido, los conjuntos de músculos que forman la anatomía del cuerpo humano se estudian desde diferentes puntos de vista, tal como se explica a continuación de forma general.

Según el tipo de tejido muscular: este es de los grupos musculares más importantes y tal vez sobre el que menos se habla, ya que en él se encuentran tejidos musculares que no se observan a simple vista en el cuerpo. 

Está formado por el músculo liso, cuya función es proteger diversos órganos del cuerpo y también realiza diversos movimientos involuntarios. Asimismo, está el músculo cardíaco, que se encuentra en el corazón y ayuda a bombear la sangre. También figura el músculo esquelético, que es de los subgrupos más conocidos, debido a que son más visibles y la contracción que ejecutan se hace de forma voluntaria.

Según el tipo de movimiento que realizan: aquí aparecen los músculos de tipo flexores, extensores, abductores, estabilizadores y rotadores.

Según el modo de contracción muscular: comprenden los músculos tipo 1, conocidos como fibras rojas o de resistencia; los músculos tipo 2, que se conocen como fibras blancas y suelen sentir más rápido la fatiga; los músculos agonistas, que siguen el movimiento del músculo; los antagonistas, que se oponen a la acción de movimiento; y los sinergistas, que apoyan la acción de movimiento indirectamente.

Según su distribución en el cuerpo humano: se agrupan en esta clasificación los músculos del tren superior (áreas del pecho, espalda y hombros), los del tren inferior (piernas, glúteos y gemelos), los músculos del tronco (abdominales), los músculos braquiales (brazos); y los músculos del cuello y el rostro (boca y ojos).

 

Músculos más importantes del organismo

Como se observa, ante una clasificación tan compleja de la anatomía muscular, es fundamental saber que todos los músculos o tejidos musculares del cuerpo son importantes y ejercen una función. Sin embargo, cuando se trata de movilidad y realización de actividades cotidianas, podemos identificar los siguientes entre los músculos más importantes del cuerpo:

Buccinador y músculo orbicular: el buccinador es el responsable por acciones como hablar, reír, comer, soplar, etc. Su funcionamiento consiste en ayudar a estirar la boca. Por su parte, con el músculo orbicular se logra ejecutar el movimiento básico de abrir y cerrar los ojos.

Bíceps, tríceps, deltoides y trapecios: estos son músculos esqueléticos que permiten llevar a cabo el movimiento de los brazos en cualquier dirección. Asimismo, el trapecio ayuda a controlar la espalda y reforzar el movimiento del cuello, mientras el deltoide asiste en la movilidad y carga de los brazos y los hombros.

Lumbares y abdominales: pertenecen a los músculos del tren superior y central. Son responsables por el equilibrio del cuerpo, una correcta distribución del peso corporal y la protección de todos los órganos internos de la región ante golpes y demás agentes externos que puedan perjudicarlos.

Cuádriceps, glúteos y gemelos: se les conoce como los músculos de las extremidades inferiores y son encargados de soportar el peso del cuerpo. Asimismo, también tienen la tarea de facilitar el desplazamiento del organismo en acciones como correr, caminar, saltar y agacharse. En el caso de los cuádriceps, han llegado a ser descritos como el músculo más fuerte del cuerpo.

Un aspecto interesante sobre los cuádriceps que debemos destacar, es que la estructura del músculo comprende cuatro cabezas musculares y esto es lo que determina su nombre.

Como se observa, las funciones del sistema muscular al que pertenece cada uno de los músculos enumerados son fundamentales para la supervivencia. Es allí donde radica la importancia de cada grupo. Lo bueno es que todos estos músculos pueden fortalecerse, adoptando una rutina de ejercicios regular.

La principal recomendación de los expertos en el área de la anatomía muscular es realizar entrenamientos de forma integral y también localizada. Es decir, variar las rutinas. De esta forma, la persona no debe entrenar solo el tren superior o el tren inferior, por ejemplo, sino dedicar días distintos para cada uno de estos grandes grupos musculares.

Del mismo modo, hoy en día existen muchas opciones para el fortalecimiento de los músculos, que incluyen también una buena nutrición. Respecto a los ejercicios, no debe olvidarse que uno de los instrumentos por excelencia que permiten activar la musculatura son las mancuernas, de modo que es conveniente utilizarlas en tu gimnasio, en casa, o donde sea que decidas llevar a cabo tu rutina de ejercicios.

Igualmente, las prácticas de estiramiento, acondicionamiento y relajación para los músculos son fundamentales, ya que se trata de uno de los elementos esenciales para el funcionamiento de nuestro cuerpo, porque llegan a ocupar aproximadamente un 40% de él. 

Una vez conocidos estos datos, esperamos que no tengas dudas sobre las funciones de los músculos. No obstante, recuerda que existen muchos recursos en la web sobre anatomía humana, que podrían ayudarte a profundizar más en este interesante tema.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS