contact
contact

¿Es Adrián Mateos el jugador español de póker más exitoso?

Última actualización: 05.12.22

 

Con una carrera fulgurante, en la que lo ha ganado prácticamente todo en solo cinco años, Adrián Mateos se ha convertido en uno de los jugadores más famosos de los circuitos internacionales. Un jugador con un alto afán por competir, que parece estar lejos de tocar techo en su carrera.

 

Al igual que pasa con otras disciplinas, en el mundo del póker también hay estrellas en ascenso. Jugadores que surgen de vez en cuando y que sorprenden a los profesionales por su capacidad para lograr triunfos con facilidad pese a ser unos recién llegados al circuito. Esto es lo que ocurre con el español Adrián Mateos, cuyo palmarés no para de crecer desde que dio el salto al circuito profesional de póker. Conozcamos algo más de la historia de este gran jugador, al que tienen en alta estima numerosos expertos internacionales y analistas del mundo del póker profesional.

 

Sus inicios

El idilio de Mateos con el póker comienza a los 16 años, cuando ve un torneo en televisión. Sí es cierto que ya estaba imbuido de la pasión por los juegos de cartas, gracias al interés de sus padres y abuelos en la materia, por lo que parte de este afán le viene de familia. No obstante, el aspecto matemático del juego y de modalidades como el Texas Hold’em también fue otro aspecto que despertó el interés del joven Mateos.

Un jugador en formación que, por aquel entonces, devoraba todo lo que cayera en sus manos y tuviera que ver con el póker. Da igual que fueran vídeos, documentos o cualquier otro tipo de contenido. Poco tiempo después empezaría también a jugar sus primeros torneos a nivel aficionado, en los clubs de San Martín de la Vega, en donde entonces residía (actualmente vive en Londres). Pero incluso antes de empezar a ganar esos primeros torneos, Mateos ya sabía que esto era a lo que quería dedicarse. Una determinación que ha mantenido hasta nuestros días y que es una de las claves de su éxito.

El primer torneo

El primer torneo serio que ganaría Mateos, a la temprana edad de 18 años, fue un evento con un ticket de entrada de nada menos que 600 euros, que había financiado con las victorias que había ido obteniendo en los meses previos. Precisamente tuvo que esperar a cumplir la mayoría de edad, y también a sacarse el carnet de conducir, para viajar a Madrid, a fin de poder realizar su primera participación. Antes, ya era conocido en el casino de Madrid, donde cada fin de semana solía volver con unas cuantas victorias y más dinero en su bolsillo.

En este torneo, perteneciente al Circuito Nacional de Póker, Mateos se enfrentó a otros 300 jugadores, en un evento de 3 días similares. El resultado: 33.000 euros de premio como ganador de este torneo, que sin duda eran todo un hito para un chaval de apenas 18 años recién cumplidos. Sin embargo, este no sería el primer torneo en el que Mateos triunfaría, dado que unos meses después volvía a hacer lo mismo en otro torneo importante. Tanto como para llevarse un premio de 100.000 euros en el evento principal de Estrellas Póker Tour, apenas un año después de su debut. Una prueba de lo que estaba por venir en la carrera de este jugador.

 

La llegada al EPT

Con este historial, la llegada de Mateos al EPT era algo que no iba a demorarse mucho. Su primer torneo dentro del circuito fue el EPT de DEauville, celebrado en febrero del año 2013. Gracias a lo que había ganado, no tuvo problemas en pagar los 2.000 euros de entrada del evento principal y los 10.000 del High Roller. Esta fue la primera experiencia de Mateos en un evento profesional, donde por fin pudo ver en persona a los jugadores que, hasta entonces, solo había podido ver por televisión.

Sin embargo, frente a lo que sería normal para un veinteañero rodeado de tiburones, lo cierto es que Mateos tardó poco tiempo en sentirse en su salsa y jugarle de tú a tú a más de uno de estos pro players. La prueba es que acabó clasificando en el puesto 13 en el evento principal y en el 12 en el High Roller, con ganancias de 8.000 y 21.000 euros respectivamente.

Mejores serían los resultados en otros torneos del circuito, tales como el EPT de Londres a seis manos, donde acabaría cuarto, el EPT de Barcelona, en el que acabaría octavo, o el EPT Turbo de Londres, donde acabaría tercero.

El primer WSOP

Sin embargo, el punto de inflexión llegaría con su primer torneo grande, el WSOP europeo de 2013. Un torneo que dominó por completo desde principio a fin y en el que se embolsó nada menos que 1 millón de euros por la victoria. A la temprana edad de 19 años ya era ganador de un gran torneo y además recibía el título de Rookie del año. Un dinero con el que Mateos pudo dar el salto al circuito americano.

Sus éxitos seguirían en los años siguientes, logrando su segundo WSOP, en este caso, mundial, apenas un par de años de ganar el primero en Europa. Y en 2017 logra el tercer brazalete de las WSOP en su modalidad de Heads-Up, siendo con 22 años el primer jugador en lograr una gesta de tal calibre.

 

Sus números

Dado que comentar todas las victorias de Mateos necesitaría de bastantes artículos, vamos a ir a los números más concretos, que recoge el portal TheHendonmob.com, sitio de referencia para estadísticas de póker.

En este portal, Mateos figura como el mayor ganador español actual con unas ganancias de más de 21 millones de dólares, doblando casi al conocido Carlos Mortensen, segundo en esta clasificación. Así que decir que Mateos es el mejor jugador de póker español del momento no es exagerar.

Sin embargo, Mateos también es una estrella a nivel internacional, siendo el número 27 por ganancias a nivel mundial. Además, es el 29º jugador más popular del circuito, según los datos de la página, y acumula diversos reconocimientos como el de jugador español del año concedido en 2013 y 2014, o el premio GPI de jugador del año en 2018 y 2019. Un palmarés que, seguramente, engorde bastante más en los próximos años.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS