Deportes alternativos a la Educación Física

Última actualización: 13.04.21

 

Los deportes convencionales son actividades conocidas en todo el mundo. Sin embargo, los deportes alternativos suelen ser dejados de lado cuando se trata de la educación física. Es necesario saber que, aunque no son tan conocidos, no significa que sean menos beneficiosos y, de hecho, incorporarlos podría motivar la participación de todos en el ejercicio.

 

Cuando se habla de actividades deportivas y los diferentes tipos de deportes, todos pensamos en las mismas cosas. Deportes extremos, deportes acuáticos, deportes de mesa, etc. Por otra parte, si nos preguntan sobre los deportes que forman parte de la educación física, todos empezaremos a recordar nuestra etapa educativa y responderemos lo mismo, probablemente: fútbol, voleibol y basquetbol.

Sin embargo, con el avance de los conocimientos sobre la educación, cada vez son más personas las que intentan añadir deportes alternativos en primaria como en secundaria al currículo de educación física. Por esa razón, optan por actividades más didácticas y que puedan adaptarse a todos los estudiantes, pues suele tratarse de grupos heterogéneos.

 

Pero, exactamente, ¿qué son los deportes alternativos?

Según Hernández, J. M (2007) en “El valor pedagógico de los deportes alternativos”, este término se refiere al “conjunto de deportes que, en contraposición con los modelos convencionales comúnmente aceptados, pretenden lograr un mayor carácter participativo y/o un explícito desarrollo de valores sociales, a través de modificaciones reglamentarias y/o la utilización de material novedoso”.

Es decir, son actividades deportivas que no son muy conocidas o que incluso pueden ser deportes inventados en el momento, que logran trabajar distintos aspectos importantes en el desarrollo de los jóvenes de forma integral.

Los juegos alternativos suelen ser bastante beneficiosos para encargarse de grandes grupos, favorecer la igualdad de condiciones, evitar la confusión que traen las complicadas reglas de ciertos deportes convencionales, enfocarse en la diversión y desarrollar habilidades cognitivas y emocionales.

¿Por qué añadir deportes originales a la hora de Educación Física?

Agregar deportes poco conocidos al momento de realizar educación física es algo bastante beneficioso que muchos profesores deberían tener en cuenta. Esto no significa dejar de lado los deportes convencionales, pues también son actividades necesarias de realizar; sin embargo, variar de vez en cuando y realizar juegos de educación física podría traer muchas cosas positivas.

Para empezar, los niños que, usualmente, prefieren no participar en clase puede que estén más motivados a jugar si se les presentan nuevas opciones. Además, al ser actividades alternativas y novedosas para todos por igual, los niños no sentirán tanta presión de “hacerlo bien” para poder jugar.

Usualmente, los juegos alternativos de primaria y secundaria promueven también la cooperación y socialización. Por lo tanto, animan a los estudiantes a colaborar con sus compañeros y divertirse.

 

5 deportes alternativos que encantarán a los estudiantes

1)  Fortnite EF

Una de las actividades más originales y creativas de este listado es la creada por el profesor Víctor Arufe en el 2019: Fortnite EF.

Pudiéndose considerar como uno de los deportes raros en España, esta es una idea bastante ingeniosa, ya que se han tomado los principios bases del videojuego más famoso del momento entre los jóvenes y se han convertido en oportunidades de hacer ejercicio.

En un gran espacio, los participantes deberán correr al momento que el profesor lo indique a un “campo de batalla” lleno de pelotas y objetos de defensa. Los jugadores intentarán eliminarse los unos a los otros y, si se juega en equipo, deberán también salvarse entre sí.

Esto es una buena mezcla entre cooperatividad, competitividad y diversión. Por eso, es una actividad que ha sido premiada por sus cualidades.

 

2)  Goalball

Este deporte alternativo es una actividad que fue inventada para los soldados que, debido a la Segunda Guerra Mundial, perdieron su visión de forma total o parcial. Empezó como una actividad terapéutica, pero, actualmente se considera un deporte paralímpico.

Se necesitan dos equipos de tres jugadores que deberán cubrir sus ojos con un antifaz. Utilizando un balón con cascabeles, deberán hacer goles haciendo rodar la pelota como si fuera boliche, mientras los demás defienden.

Se juega en silencio y esto, además de servir como ejercicio físico, ayudará a entrenar los sentidos y a que los estudiantes sean mucho más empáticos.

 

3)  Bijbol

Entre los juegos de deportes alternativos, el Bijbol es uno de los más sencillos. Para jugarlo se necesita una pelota gigante y dos equipos, quienes intentarán meter goles en la portería contraria.

Los niños podrán patear, lanzar y tocar la pelota, pero nunca retenerla en sus manos. Lo que suscitará que se muevan mucho, mientras mejoran su coordinación y agilidad. Este juego fue inventado en Madrid por la profesora María Teresa Miña.

4)  La rosquilla

Inventado en España por el profesor Manuel Rodríguez, la rosquilla es un juego que consiste en un enfrentamiento de dos equipos que deberán irse lanzando un pequeño aro, atajándolo y anotando puntos en la cancha del equipo contrario.

Todos pueden jugar este deporte, sin importar la edad, y, lo mejor de este, es que se trata de una actividad que hace que los participantes mejoren su coordinación y promueve el trabajo en equipo.  

 

5)  Korfball/Korfbal/Balonkorf/Korbal

Desde su creación en el año 1902, este deporte alternativo ha logrado expandirse hasta el punto de contar con una federación y millones de jugadores alrededor del mundo. Una particularidad que tiene es que, incluso en el ámbito profesional, los equipos son mixtos por lo que se promueve la igualdad.

Para jugar se necesita una pelota y una canasta, un poco más baja que lo que sería un aro de basquetbol, y, en vez de rebotar la pelota, esta se lanza haciendo pases para poder anotar. Es realmente un deporte muy completo, divertido y que, además, invita a los jugadores a intentar todo, pues los roles dentro del juego se van cambiando en determinado tiempo.

Como ves, para practicar cualquiera de estos deportes alternativos, solo se necesita tener un buen pantalón de chándal y ganas de divertirse. Por lo tanto, siempre es buena idea añadir estas actividades a la hora de educación física, logrando una clase más dinámica e inclusiva, que beneficiará a todos los participantes.

 

Bibliografía:

El valor pedagógico de los deportes alternativos

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments