La expresión corporal en la Educación Física

Última actualización: 14.04.21

 

La educación física no debe significar ejercitarse desde el primero y hasta el último minuto, pues existen otras actividades que vale la pena incorporar, tales como la expresión corporal. Entrenar al cuerpo para comunicar pensamientos, sin necesidad de palabras, es excelente para niños y jóvenes, por lo que debería ser parte de la educación física.

 

La escuela, como todos lo saben, es un lugar para aprender; sin embargo, entre tantos libros, es fácil olvidar que el aprendizaje a nivel escolar no es solo memorizar datos y utilizar ecuaciones. Cuando se trata de aprender, hay muchas otras cosas para tomar en cuenta.

Teniendo en mente las necesidades integrales de los niños y los jóvenes, la educación física fue incorporada al currículo escolar hace bastantes años y esta ha ido evolucionando para adaptarse cada vez de mejor manera al bienestar de todos los estudiantes.

Todavía muchas personas tienen la errónea idea de que la educación física se limita solamente a la práctica de diferentes deportes por un tiempo. No obstante, el movimiento corporal no solo hace referencia a esto y, por esa razón, la expresión corporal de niños y adolescentes debería ser promovida para formar parte de la educación física convencional.

 

¿Qué es la expresión corporal?

Esta es una disciplina que, mediante el movimiento expresivo del cuerpo, logra la comunicación efectiva de las emociones. Todo esto se consigue mediante el lenguaje corporal.

La actividad abarca muchos movimientos, gestos y comportamientos que permiten la manifestación de diferentes pensamientos o emociones, encontradas en el consciente y el subconsciente. Cuentan las expresiones faciales, la postura del cuerpo, los gestos corporales y el movimiento.

Es necesario mencionar que la expresión corporal precede a la comunicación escrita y hablada. De hecho, se considera la forma más antigua de comunicación. Por lo tanto, aunque la disciplina puede verse muchas veces como una forma de introspección, es también un instrumento para comunicarse con el entorno y con otras personas.

Tipos de expresión corporal

Los psicólogos americanos Ekman y Friesen, en el año 1969, resumieron la expresión corporal y la comunicación no verbal en 5 tipos de gestos para facilitar el entendimiento de este tema.

 

1) Gestos emblemas:

Como sugiere su nombre, este tipo de gestos se les llama emblemáticos porque pueden sustituir al lenguaje verbal sin necesidad de muchas explicaciones, pues tienen un significado concreto.

Un ejemplo de esto sería asentir la cabeza o mostrar el pulgar arriba.

 

2) Gestos de ilustración:

A diferencia de los primeros gestos, cuyo propósito es sustituir al lenguaje verbal, los gestos ilustradores están allí para acompañarlo.

Estos se dan de forma natural e inconsciente, logrando enriquecer lo que se está diciendo. Por ejemplo, mover las manos al hablar para hacer énfasis en algo.

 

3) Gestos de regulación:

Estos gestos se utilizan para facilitar y favorecer la interacción entre las personas. Por ejemplo, dar la mano es una forma de saludar y de dar inicio a la comunicación.

 

4) Gestos de adaptación:

Los gestos adaptadores son una forma que tenemos de manejar nuestras emociones, ya sea tocando alguna parte de nuestro cuerpo o manipulando algún objeto.

Estos suelen ser calificados como tics nerviosos, cuando son gestos repetitivos que se incrementan en momentos de tensión. Usualmente, los gestos de adaptación son una forma de control emocional.

 

5) Gestos afectivos:

Por último, los gestos manifestadores de afecto, al igual que los de adaptación, nos ayudan con las emociones. Sin embargo, mientras que los adaptadores nos permiten regular nuestra emocionalidad, las afectivas existen para demostrar los sentimientos a otras personas.

Un abrazo, agarrar las manos, una mirada… todo esto puede hacer referencia a gestos de afecto y son expresiones necesarias en la socialización.

Actividades de expresión corporal en la educación física

La expresión corporal es una actividad que no debería ser dejada de lado en la educación, pues es algo que permite a los estudiantes, sin importar la edad, fortalecer su autoconocimiento, mejorar el autoconcepto y regular de mejor forma las emociones.

Es necesario tener en cuenta que, debido a la poca madurez emocional en la etapa estudiantil, los alumnos podrían experimentar vergüenza al practicar ciertas actividades en grupo que podrían considerarse “poco habituales”. Por lo tanto, lograr la expresión corporal infantil de forma saludable requiere de crear un ambiente agradable y seguro para ello. Para eso los juegos de expresión corporal con música pueden ser una buena idea.

 

1) La danza

Bailar, incluso si es muy divertido, sigue siendo un ejercicio bastante completo, por lo que es una actividad apropiada para realizar en educación física. Esto no solo logra acondicionar el cuerpo, sino también fomentar la creatividad y la confianza de los participantes.

Los adolescentes suelen tener prejuicios sobre la danza, en cuanto al género, por ejemplo. Asimismo, pueden mostrarse a la defensiva, si les causa vergüenza. Debido a esto, el baile guiado por un adulto puede ser una buena forma de ayudarlos a eliminar todos estos pensamientos negativos.

Para los más pequeños, utilizar juegos infantiles con música y movimiento puede ser una buena forma de iniciarse en la danza y, además, les ayudará a no adquirir los prejuicios que a veces tienen los mayores, dándole naturalidad a la actividad.

Al momento de trabajar el baile en la educación física, es necesario que haya un balance entre la dirección del profesor y la improvisación de los estudiantes. Animándolos a encontrar su voz y valorando sus ideas, pues esto es la base de la expresión corporal.

Un aspecto positivo de esta actividad es que se pueden experimentar con diversos ritmos, para que los estudiantes encuentren aquel que les guste más.

Al bailar, los participantes podrán mejorar su físico, sus habilidades sociales, cognitivas, emocionales y divertirse mucho.

 

2) La mímica

Otra actividad que, aunque no se considera un ejercicio, podría ser una buena opción es la mímica.

Usando juegos infantiles con música y movimiento es posible hacer que los niños usen la mímica, motivándolos a expresar sus sentimientos, reconocer situaciones y emociones con una melodía específica, y todo esto sin ningún tipo de palabras.

Adicionalmente, dependiendo de cómo se haga, incluso puede ser una gran actividad de estiramiento, pues hasta los músculos de tu rostro estarán ejercitándose.

Para realizar cualquier actividad de expresión corporal, realmente no se necesita tener una habilidad específica. Por lo tanto, cualquier estudiante puede formar parte. Basta con colocarse unos buenos pantalones de chándal o shorts para facilitar el movimiento, perder la vergüenza, subir la confianza y divertirse al máximo expresándose con el cuerpo.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments