El partido más largo de tenis de Wimbledon

Última actualización: 27.11.22

 

El campeonato de Wimbledon es la competición más antigua en la historia del tenis profesional y han pasado muchas cosas desde el primer torneo en 1877. Sin embargo, uno de los eventos más importantes fue el partido más largo de tenis, un encuentro que rompió el récord mundial.

 

Durante la edición 2010 del torneo de Wimbledon, en la primera ronda de individuales masculino, se jugó el partido más largo de tenis, con una duración total de 11 horas, 6 minutos y 23 segundos. El ganador fue el norteamericano John Isner, quien venció al francés Nicolas Mahut. El total de juegos realizados fue de 183, por lo que fue uno de los récords superados en el encuentro. 

 

El contexto deportivo del partido de tenis más largo 

Es bueno recordar que, antes del partido, John Isner ya era considerado cabeza de serie, debido a que fue uno de los mejores competidores del torneo. Además, había tenido una carrera profesional exitosa desde sus inicios en 2007. Por su parte, Nicolas Mahut había vencido a Rafael Nadal en el torneo Queen’s, por lo que figuraba como uno de los mejores tenistas del mundo.

En Wimbledon 2010, Isner era el número 23 de la competición, mientras que Mahut clasificó con cierta dificultad en un partido contra el británico Alex Bogdanovic. Sin embargo, nadie se imaginó que el 22 de junio de ese año comenzaría el partido de tenis más largo de la historia. 

 

Cronología del partido Mahut vs Isner 

La ronda inicial del encuentro Isner vs Mahut se realizó en la pista 18 del All England Club. El primer día se jugaron solo 4 sets: en el primero ganó Mahut 6-4, el siguiente fue para Isner 3-6. Estos dos primeros sets se definieron relativamente rápido, en aproximadamente 1 hora. El tercero favoreció al francés 7-6, mientras que en el cuarto resultó victorioso de nuevo Isner 6-7. Sin embargo, después de 2 horas y 54 minutos y un tie-break, cayó la tarde y el sol se ocultó, de modo que el partido fue suspendido debido a que la luz natural era muy escasa. En ese momento, el marcador estaba igualado a 2 sets para cada jugador.

Día 2: El set de tenis más largo 

Al día siguiente, el miércoles 23 de junio de 2010, el partido más largo de Wimbledon fue reanudado. El quinto set comenzó a las 14:05 y duró nada menos que 8 horas y 11 minutos, lo que nos puede dar una idea de cuánto duró el partido más largo de tenis. Según datos históricos, este segundo día tuvieron que trabajar 4 grupos de 28 recogepelotas y 2 grupos de 14 jueces de línea. En esta segunda jornada, fueron completados 118 juegos. Cuando el marcador estaba 59 – 59, se habían cumplido 10 horas de partido. Sin embargo, aunque agotados, la dupla Mahut-Isner no se rindió. Sólo la puesta de sol pudo detener la batalla.

A todas estas, vale la pena decir que una gran cantidad de público se quedó tanto en el lugar como desde sus casas, ya que el partido resultó ser casi eterno, pero nunca aburrido. De hecho, se ha dicho que los partidos en donde estaban importantes figuras del tenis como Venus Williams dejaron de tener importancia para muchos, ya que se concentraron en el encuentro que estaba rompiendo todos los récords. Otras estrellas del deporte, como Roger Federer y Novak Djokovic, expresaron a los medios de comunicación su admiración a la hazaña que estaban logrando sus compañeros.

Hay que recordar que Mahut e Isner se mantuvieron igualados en muchos momentos: 38-38, 46-46, etc. Los historiadores deportivos cuentan que al llegar al 50-50 se levantó una gran ovación espontánea entre los espectadores. Cuando el marcador estaba igualado a 58, Isner hizo el cuarto match-point del partido, pero enseguida Mahut sorprendió con un ace. En ese momento, tuvo que ingresar el supervisor del Wimbledon para postergar nuevamente el partido por falta de iluminación natural.

 

Día 3: Uno de los dos debe ganar 

El jueves 24 de junio de 2010 fue definitivo. Uno de los grandes tenistas debía ser el ganador del partido. Aunque se trataba de un encuentro de la primera ronda, la pista 18 se llenó de espectadores media hora antes de reanudar la batalla. El evento parecía una gran final. La organización del torneo tuvo que considerar el estado de agotamiento de los jugadores y dejarlos descansar un poco más de lo normal, por esta razón, jugaron en el tercer turno de la jornada. 

El partido inició nuevamente a las 15:40, hora londinense. El primer game lo ganó Isner gracias a un excelente saque. El marcador estaba 60-59. En televisión, los comentaristas deportivos no podían creer los números que estaban anunciando, más parecidos a un partido de básquet que de tenis.

Los jugadores continuaron igualando el marcador hasta que una hora más tarde, en el 68-69, Isner obtuvo su quinto match-point, gracias a un passing paralelo de revés que le otorgó al norteamericano la victoria definitiva del partido, con un resultado cerrado 70-68, después de más de 11 horas.

El partido estuvo a punto de alcanzar los 1000 puntos, con sólo 52 errores de Isner y 39 de Mahut. En cuanto a los winners, la cifra estuvo bastante pareja, con 246 aciertos para el norteamericano y 244 para el galo. Se calcula que sólo Isner en el quinto parcial utilizó 7 raquetas de tenis

Las consecuencias del partido de tenis más largo 

Si bien John Isner pasó a la historia como ganador de este largo partido, hay que tomar en cuenta que el desgaste físico fue de grandes dimensiones. Por esta razón, al día siguiente no tuvo suficiente energía para enfrentar al holandés Thiemo De Bakker, que lo venció en sólo 74 minutos. 

Isner se veía exhausto durante el corto partido y, posteriormente, confesó a los medios que nunca se había sentido tan cansado y prácticamente no sentía sus piernas. Por su parte, el holandés admitió que fue una suerte haber ganado 16-14 contra un jugador que el día anterior había conseguido un 70-68. 

Finalmente, vale la pena comentar que, a pesar de lo doloroso que fue para Mahut perder ante Isner, todo indica que este partido los unió para siempre, ya que parecen ser amigos a juzgar por los mensajes que se envían a través de las redes sociales, especialmente cada vez que celebran un año más desde aquella gran hazaña.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS