6 claves para la natación a crol

Última actualización: 11.06.21

 

Cuando el deportista se zambulle en el agua debe valerse de una técnica de natación que sea apropiada para su condición. La técnica de natación crol es una de las más usadas y completas, pues al nadar a crol el usuario logra un mayor trabajo cardiovascular, potenciar su fuerza, flexibilidad y resistencia.

 

Si los nadadores en acción logran perfeccionar el estilo de natación crol, mejores serán sus resultados. Es decir, podrán desarrollar una mejor propulsión y desplazamiento de sus cuerpos dentro del agua.

El crol en natación no solo ayuda a optimizar en el deportista su rendimiento sino también a dosificar el trabajo realizado dentro del medio acuático. Por medio de esta técnica su cuerpo de nadador se sentirá más seguro y realizará los movimientos de forma más natural y controlada.

Así mismo, disminuirá las probabilidades de presentar alguna lesión y será menos probable que la fatiga persista a lo largo de sus rutinas deportivas. En general, es un estilo de nado que le permitirá al participante disfrutar su entrenamiento.

 

Claves para conseguir la técnica crol

 

Al buscar cómo nadar bien, encontrarás diversas claves que te ayudarán a perfeccionar la técnica. Seguidamente te indicamos algunas de las más indispensables.

 

1. La respiración

Al nadar a crol la respiración debe ser breve, pero se debe inspirar profundo, ya que si respiras menos veces podrás nadar con mayor rapidez. La inspiración la debes realizar por la boca cuando giras la cabeza para sacarla del agua y posteriormente debes expirar tanto por la nariz como por la boca teniendo la cabeza dentro del agua. Siempre deberás iniciar este proceso de respiración una vez que tu mano del lado por el que realizas la inspiración completa el empuje.

2. Posición del cuerpo

Si mantienes una correcta posición de tu cuerpo fácilmente aprenderás a cómo nadar bien a crol. Para ello, dicha postura debe ser hidrodinámica que permita reducir la resistencia del avance por el agua y realizar una buena propulsión. Las caderas tienen que estar erguidas y la mirada en dirección diagonal.

Todo el cuerpo debe permanecer lo más alineado posible hacia la línea de avance. Por otro lado, se tiene que tener presente que, si se realiza la brazada con el brazo derecho, el cuerpo se desvía un tanto a la izquierda y si la brazada le corresponde al izquierdo ocurre lo contrario. Dicho desvió disminuirá la posibilidad de avance en línea recta. Para evitarlo, es importante aplicar la misma fuerza en cada ciclo de brazada.

 

3. Acción de brazos

Dentro del estilo crol es de vital importancia que los brazos se mantengan activos e impulsen todo el cuerpo. En la brazada de crol la entrada se realiza sumergiendo primero los dedos, luego la muñeca, el antebrazo, codo y el brazo. La mano debe ir más adelante de la cabeza y la palma gira parcialmente hacia el exterior. El codo se eleva y semi-flexionada. El agarre por su parte es la preparación de la tracción, en la cual la mano se debe dirigir hacia el fondo y el codo elevarse un tanto.

Posteriormente, se realiza el tirón que es la propulsión. Para ello, se flexiona el brazo unos 90°. El tirón se realiza con una mano en dirección a las caderas oponiéndose a la otra mano. La palma de la mano debe mirar hacia atrás, los dedos tendrán que estar juntos y la muñeca bien firme.

Para el empuje la mano tendrá que estar hacia afuera y arriba en dirección al muslo. El empuje se realizará por debajo de las caderas. Finalmente, el recobro se produce cuando la mano se sumerge en el agua. El hombro tendrá que salir después el codo, el antebrazo y la mano.

A lo largo de este gran trabajo de los brazos, es muy factible contar las brazadas, ya que así se tendrá más conciencia de cómo se está aplicando la técnica de natación crol y si se logra cubrir el espacio con menos cantidad de brazadas o tiempo.

 

4. Piernas en marcha

La patada de crol es fundamental para mantener una buena posición y avanzar linealmente. Esta se debe iniciar desde la cadera y se ejecuta el movimiento como si fuera un látigo. Ambas piernas se deben tener cerradas y juntas, así como evitar flexionar en gran proporción las rodillas. Por otro lado, estas deben realizar un movimiento continuo de arriba hacia abajo y los pies deben permanecer siempre dentro del medio acuático.

5. El rolido

Al nadar en crol el rolido, ese pequeño giro del eje longitudinal, no debe ser menor a los 45° en cada lado. El rolido crol le permitirá al nadador disminuir la resistencia del avance. El cuerpo no se mantendrá completamente en contacto con el agua y, además, permitirá realizar un recobro y tracción más eficaz.

 

6. El tiempo

Al conocer como nadar y poner en práctica las diversas técnicas, debes dejar a un lado la obsesión por el tiempo. Cuando inicias es normal querer nadar lo más rápido posible y superar tu marca personal. Sin embargo, lo importante es perfeccionar tus resultados al mejorar la técnica y ser persistente con el nado.

Siempre deberás tener presente que en la técnica crol la coordinación es un factor fundamental, para lograr integrar todas las claves antes mencionadas. Asimismo, debes de hacerte de un buen equipo de natación. Por ejemplo, utilizando unas buenas gafas de natación podrías observar las líneas del suelo para ir en línea recta y evitar chocar con otros nadadores. En este nado a crol debes intentar estirarte lo mayor posible en el agua, ya que así regresarás con la técnica.

En conclusión, la elección de la técnica de crol u otra, dependerá exclusivamente del deportista y del objetivo que este desee perseguir en su entrenamiento. El crol es una alternativa muy rápida de nado. Asimismo, permite quemar alrededor de 250 calorías por cada 20 minutos de actividad. Por tanto, fácilmente el deportista consigue mejorar su aspecto físico. Y si este desea desafiarse, incluso podría aprender a cómo nadar de espalda al estilo de la técnica o integrarlo con otros estilos seguros.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments