Todo lo que deberías saber sobre el estilo mariposa 

Última actualización: 08.05.21

 

Entre las disciplinas deportivas, la natación es una que resalta por su alta exigencia física y mental. La práctica conlleva el aprendizaje y ejecución de múltiples métodos de nado, entre los que se destaca el estilo mariposa. Este, además de estar en los JJOO, es uno de los más difíciles de dominar. 

 

La natación es una actividad que se practica en el agua y se centra en el desplazamiento a través de esta sin ayuda de instrumentos ni otro tipo de apoyo más que el proporcionado por las extremidades del cuerpo. En tal sentido, aparte de unas buenas gafas de natación, un gorro y un traje de baño, para practicar este deporte se necesita mucha determinación y fortaleza mental.

Esta disciplina es considerada como un deporte en toda regla, e incluso forma parte de los Juegos Olímpicos, donde el respeto por la disciplina y quienes la practican es muy conocido. 

 

Técnicas de natación 

Las técnicas o estilos de natación son los métodos empleados por quienes la practican. Estas determinan detalles acerca del movimiento, extremidades, posición del cuerpo y respiración al nadar. Desde este punto de vista pueden categorizarse según sus indicaciones.

Una de las más conocidas y exigentes, tanto dentro como fuera del ámbito competitivo, es la técnica de mariposa. Este método es conocido por requerir de un alto nivel y participación física, ya que el nadador deberá tener suficiente fuerza en piernas, brazos y torso para poder llevarla a cabo adecuadamente.

Además, es importante tener en cuenta que, quien vaya a emplear esta técnica de nado, también debería conocer métodos de control para la respiración. Después de considerar los rápidos movimientos y el corto tiempo de reposo para respirar, resulta esencial que se pueda obtener la mayor cantidad de oxígeno posible en cada salida fuera del agua.

Sumado a lo mencionado, cabe destacar que esta técnica es considerada por muchos deportistas como una de las más difíciles de aprender, pero que más rápidamente mejora la capacidad y el aspecto físicos. Esto se debe a que se queman muchas más calorías cuando se revisa lo generado por otros métodos de nado. 

Estilo mariposa en natación 

Para poder dominar la técnica mariposa en la natación, el deportista deberá ser capaz de sincronizar el movimiento de sus brazos con el de sus piernas, ya que cada brazada es imprescindible para incrementar el impulso.

Al mismo tiempo, las piernas deben ser capaces de mantener un desplazamiento estable con una corriente coordinada, para que la brazada le proporcione al tronco el impulso que llevará al nadador a obtener su bocanada de aire.

Cuando se esté en la posición inicial de la técnica, el nadador deberá lanzarse de manera que, al entrar al agua, sus pies queden detrás con los brazos extendidos hacia adelante. Esta salida aportará un impulso inicial que puede ser determinante en competiciones importantes. 

 

Descripción de la técnica mariposa 

Antes de comenzar a practicar el estilo mariposa, es importante que tengas en cuenta que su nivel de dificultad es un poco más alto en comparación con otras técnicas, ya que implica una mayor exigencia física.

Cuando se esté en la posición inicial, se deberá entrar de cabeza al agua con las manos juntas apuntando hacia adelante. Es importante tomar impulso en la salida, de manera que la forma aerodinámica que toma el cuerpo permita desplazarse fácilmente a través del agua.

El primer movimiento será para impulsarse. Una vez en el agua, el nadador deberá mantener ambas piernas juntas y moverlas hacia arriba y hacia abajo al unísono. Esto generará desplazamiento a través del agua que se sumará al proporcionado por el resto de los movimientos.

Al mismo tiempo y en sincronía con las piernas, se deberán sacar ambos brazos fuera del agua para incrementar el impulso al dar una brazada amplia hacia adelante. Mientras los brazos bajan, se aprovechará para elevar el tronco, sacar la cabeza del agua y tomar aire para repetir. 

¿Qué músculos se ejercitan con la técnica mariposa? 

Los deportistas que se dedican a la natación suelen tener cuerpos atléticos, ya que esta disciplina es muy exigente físicamente y requiere dedicación, además de mucho entrenamiento.

El movimiento mariposa en particular, provoca que sean varios los músculos que se ejercitan al nadar, entre los que nos encontramos a los bíceps, tríceps, cuádriceps, dorsal, pecho, deltoides y psoas iliaco, principalmente. Estos músculos en natación son muy importantes para desenvolverse bien en el agua, por lo que la técnica es una de las más recomendadas para aprender.

Aparte, cabe destacar que debido al movimiento y exigencia del estilo mariposa, una sesión de una hora puede llegar a quemar hasta 900 calorías, superando fácilmente a lo quemado por otras técnicas de nado. 

 

Modos de competición

El estilo mariposa, dentro de las competiciones deportivas, es considerado como una categoría profesional. De hecho, existen pruebas regionales, nacionales e internacionales.

La reglamentación está dirigida por la Federación Internacional de Natación (FINA). Esta organización tiene la aprobación de los entes de los JJOO y determina las condiciones en las que se debe emplear la técnica para ser avalada.

Actualmente, estas entidades reguladoras en la disciplina de natación han determinado que el modo de nado mariposa puede ser evaluado realizando las siguientes pruebas en eventos olímpicos: 

  • 50 metros 
  • 100 metros 
  • 200 metros 

Ahora que has aprendido lo esencial y más importante del estilo mariposa en la natación, te invitamos a poner en práctica lo que sabes para evaluar tu rendimiento al nadar. Recuerda que es una técnica que requiere de preparación y cierta condición física, por lo que no se aconseja practicarla si se está iniciando en la disciplina.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments