La historia y reglas del curling

Última actualización: 25.10.21

 

El curling es un deporte regido por tradiciones ancestrales que tienen como principal valor el trabajo en equipo. Los que juegan al curling ganan sin humillarse, romper indebidamente las reglas, aprovechar ventajas indebidas, intentar distraer o influir en el oponente, de tal manera que prefieren la derrota a recibir una victoria injusta.

 

Si te preguntas qué es el curling, se trata de uno de los juegos en hielo más antiguos del mundo. En esta actividad, se deben lanzar pesadas piedras hacia una zona de objetivo, pero es el trabajo en equipo lo que determina el trayecto y la localización de la piedra. Asimismo, muchos lo llaman ajedrez sobre hielo, debido al alto nivel de estrategia que requiere. No obstante, este juego era más sencillo en sus inicios, por lo que es un deporte que ciertamente ha cambiado a través de los años. Conozcamos más a fondo su historia.

 

Evidencias del nacimiento del curling

Al ver un partido de curling femenino o masculino en la televisión, es normal pensar que se trata de una actividad moderna creada gracias a la invención de las pistas de hielo. Sin embargo, es un juego antiguo inventado en Escocia a principios del siglo XVI. Durante ese período de tiempo, el curling era un deporte de invierno que se jugaba al aire libre en las zonas frías, ya que precisamente en esas regiones el clima era lo suficientemente intenso como para congelar lagos completos, garantizando una superficie de hielo rígida para jugar.

La primera evidencia escrita de este juego apareció en el año 1540, cuando un notario de Escocia llamado John McQuhin registró en su libro de protocolo un desafío entre Gavin Hamilton y John Sclater, en donde este último arrojó una piedra al hielo tres veces durante un juego.

Por otra parte, la famosa pintura “Jagers in de Sneeuw” que se traduce al español como Cazadores en la Nieve, es una obra de arte realizada en el año 1565 por Pieter Bruegel El Viejo. Esta pintura ha sido usada en el cine por Andrei Tarkovsky en las películas Solaris y The Mirror y por Lars Von Trier en Melancholia. En ella se muestra un grupo de cazadores mientras se dirigen a un estanque helado. Sobre la superficie de hielo se ven varias personas realizando una actividad con palos y piedras, por lo que muchos piensan que se trata del curling. De igual forma, al ser una pintura tan antigua, se considera que este juego tiene varios siglos desde su creación.

Desarrollo del juego y popularización

A pesar de que la primera piedra de curling apareció a principios del siglo XVI, no fue sino hasta mediados del siglo XVII que se le incorporó la famosa asa en la parte superior. Asimismo, fue a mediados del siglo XVIII que las piedras fueron cortadas en forma redonda. En cuanto a la fabricación estandarizada, esta se llevó a cabo aproximadamente en el siglo XIX. En la década de 1870, JS Russel fue quien le agregó a la piedra una cierta concavidad en la parte inferior, convirtiéndola en una estructura más uniforme que se desliza con facilidad.

El juego salió de su país original gracias a los emigrantes escoceses que se establecieron en América del Norte, donde se fundó, en 1807, el Royal Montreal Curling Club, el club deportivo más antiguo de Norteamérica. Gracias a este grupo nacieron las reglas del curling que hoy en día conocemos. Casi un siglo después, en la década de 1900, se produjo la aparición del hielo artificial y las pistas de hielo, ocasionando que el curling se extendiera en todo el mundo.

A pesar de que en sus inicios se jugaba con patines de hielo, entre 1940 y 1950, el canadiense Ken Watson añadió la suela resbaladiza a su calzado de juego, lo que ocasionó que los jugadores se sintieran más confiados dentro de la pista.

Posteriormente, se desarrolló la práctica de deslizamiento también llamada el toe-tuck, una técnica que consiste en dejar que el pie trasero se arrastre mientras el cuerpo se apoya en la punta del pie delantero. Este movimiento permitió llevar un juego simple al escenario de los deportes de invierno de alto nivel. De esta manera, se convirtió en el principal juego de los canadienses, ligeramente por delante del hockey. Actualmente, se practica en más de 50 países de todo el mundo.

¿Cuáles son las reglas del curling?

Cuando hablamos del curling, es fácil ver su relación con el bowling, pero solo por el principio general, que es sumar puntos lanzando una estructura circular mientras estamos a una distancia relativamente larga del centro del objetivo. No obstante, el curling puede resultar un deporte más sencillo de practicar en muchos aspectos.

Está conformado por dos equipos de 4 jugadores que compiten en una pista de curling especialmente diseñada para el juego. La superficie consta de 42 metros de largo y de 4,75 a 5 metros de ancho. En cuanto a los equipos, cada jugador debe lanzar por turnos 2 piedras con un peso de 19,6 kg. Sin embargo, debe hacerlo con una cierta técnica y un orden invariable.

Un juego generalmente consta de 10 rondas llamadas “end”, por lo que el juego puede durar aproximadamente entre 2 y 3 horas. En caso de un empate, se debe jugar un «extra-end». En lo que se refiere a los puntos, se cuentan en relación al centro del objetivo llamado «casa», que tiene un diámetro exterior de 3,66 metros. En este sentido, para ser una jugada válida, la piedra debe permanecer en un espacio delimitado entre la «línea de juego» y la «línea de fondo», que se encuentran a los lados de la casa. No obstante, solo las piedras que entren o toquen ligeramente la casa pueden sumar puntos. Por esta razón, un end puede terminar sin marcar puntos.

No existen reglas precisas para arrojar la piedra, excepto que debe soltarse antes de llegar a la primera “línea de juego”; de lo contrario, la piedra se retira inmediatamente. Por otro lado, los jugadores solo pueden barrer las piedras de su propio equipo. En la mayoría de los casos, un solo jugador, que generalmente es el capitán, puede barrer una piedra contraria, pero solo si cruza la «línea de la casa», en un intento de sacarla del círculo.

Por último, es importante mencionar que el curling es un juego que puede ser practicado por todo tipo de personas, ya que existen disciplinas para mujeres, hombres, dobles, mixtos e incluso equipos para individuos en sillas de ruedas. Además, es un deporte de invierno de gran reconocimiento mundial y puede jugarse a nivel olímpico desde 1998.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS