contact
contact

Consejos y recomendaciones para evitar caídas en bici

Última actualización: 20.04.24

 

Dicen que solo existen dos tipos de ciclistas, los que se van a caer o los que ya se han caído. Se trata de una experiencia que nadie quiere vivir en carne propia y mucho menos repetir. En cualquier caso, es mejor tener en cuenta qué se puede hacer para evitar que el daño sea más grave.

 

Pasear en bicicleta es una actividad gratificante. Se trata de un deporte que, entre otras cosas, fortalece los músculos, te permite ahorrar combustible y mucho más. Además, la variedad de bicicletas se ha diversificado tanto, que existe una justo a la medida de tus necesidades y presupuesto. Solo basta echar un vistazo a sitios como Bike 24, en donde podrías adquirir una mountain bike eléctrica y cualquier otro accesorio que pudieras necesitar para estar bien equipado.

Sin embargo, sin importar si eres un ciclista que nunca ha tenido la mala experiencia de caerse de la bici, o ya has tenido que abandonarla en el momento más inesperado, estos consejos podrían ser tu salvación para evitar lesiones graves.

 

Reduce el riesgo

El primer consejo y el más importante es evitar ponerte en riesgo. Sabemos que la sensación de tener el cuerpo con la adrenalina al tope es alucinante. No obstante, un ciclista siempre debe mantener el control de su bicicleta. 

Si desconoces la pista en la que te desplazarás, y aún más, si es un terreno irregular, con curvas y cambios de desnivel, siempre deberás ser prudente. La probabilidad de caer de la bicicleta siempre existe, pero puedes aumentarla si conduces a una velocidad excesiva que no te permita reaccionar  a tiempo.

Aprende a identificar el momento en el que estás perdiendo el control de tu bicicleta y no esperes a llegar al momento en que la caída es inminente. Esto te permitirá ahorrarte muchos sustos y, por supuesto, varias caídas innecesarias.

 

Fortalece tus músculos

Aunque no te sientas motivado a pasar algunas horas encerrado en el gimnasio, realizar ejercicios de fuerza es un buen recurso cuando se trata de mejorar tu desempeño. 

Desde el punto de vista de las caídas en bicicleta, tener un core fuerte te ayudará a mantener el balance durante tus trayectos. Esto influirá directamente en tu equilibrio y, por consecuencia, reducirá la posibilidad de enfrentar una caída. De igual forma, puedes mejorar tu reacción y estarás en posibilidades de hacer cambios rápidos en la trayectoria de la caída y disminuir los daños.

Por otro lado, hay que resaltar que a mayor masa muscular se reduce la incidencia de fracturas, ya que esta puede absorber los impactos.

 

Aprende a caer

No es común incluir una rutina de prácticas de caídas en el entrenamiento para bicicleta. No obstante, deberías considerarlo. Es necesario aprender a relajarse y reducir la inercia ante una caída inevitable, contrario a lo que instintivamente solemos hacer, que es tensar los músculos y aferrarnos.

Por supuesto, cada caída es diferente, pero pensemos en que si la bicicleta lleva una trayectoria definida, será mejor soltarla y tratar de echar el cuerpo hacia atrás o a un lado para salvarnos de terminar de cara en el suelo, lo que podría resultar más peligroso.

También es útil aprender a encogerse y rodar sobre el cuerpo cuando la inercia nos empuja; en lugar de tratar de frenar o de detenerse a toda costa.

No escatimes en equipo

Llevar un buen equipo de protección también es importante para reducir lesiones. No cometas el error de ahorrarte algún dinero al comprar un casco de baja calidad o evitar el uso de guantes. Dependiendo del tipo de disciplina que practiques deberás adquirir el equipo diseñado para tal objetivo. En algunas ocasiones serán necesarias las coderas y rodilleras, incluso pechera, si la disciplina es extrema.

Recuerda que un buen equipo está diseñado para mantener la comodidad y salvaguardar tu integridad, no lo dejes de lado.

 

Revisa el estado de tu bicicleta

Nunca subas a una bicicleta que no conoces para lanzarte a la aventura. Es necesario que revises previamente el estado en que se encuentra. Una cadena que no gira o requiere lubricación puede convertirse en el factor clave para el desastre.

 

Algunos trucos adicionales

• Practica el descalado: Nada más frustrante al momento de evitar una caída que no poder sacar el pie del pedal rápidamente. Es indispensable que domines el movimiento de sacarte y ponerte las calas de forma automatizada y rápida.

• Cero distracciones: El mayor enemigo de los ciclistas es la distracción. Una distancia mal planeada cuando vas rodando en grupo, una roca, un desnivel, etc., pueden ser el factor que te haga caer. En especial si vas en la ciudad deberás estar totalmente atento a los conductores, semáforos, puertas abiertas, etc. Mantén todos tus sentidos alertas y evitarás muchos inconvenientes.

• Vigila tus giros: En curvas cerradas no olvides levantar el pedal que ha quedado hacia dentro del giro. Si dejas tu pie abajo podría tocar algún desnivel y hacerte perder el equilibrio. Esto es especialmente importante si tienes que recorrer una curva muy pronunciada.

En la naturaleza del ciclismo está inevitablemente caerse. Si bien, no se trata de acostumbrarse, si hay que aprender a lidiar con las caídas. Sin embargo, estamos seguros de que podrás enfrentar de mejor manera estos desafortunados eventos si sigues las recomendaciones que te hacemos.

En otros temas, recuerda mantener siempre una dieta equilibrada, que vaya de acuerdo a tu consumo calórico y requerimientos nutricionales. Si buscas un buen suplemento puedes echar un vistazo a nuestra selección de espirulina, un superalimento rico en aminoácidos esenciales y proteínas.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS