¿Qué es el Body Pump?

Última actualización: 25.02.21

 

El Body Pump es una modalidad de entrenamiento que llegó para quedarse, ya que ofrece un acondicionamiento muscular integral en cada rutina efectuada, además de adaptarse a las diferentes necesidades de las personas, por lo que beneficiará tanto a quienes desean adelgazar como a aquellos cuyo propósito es ganar masa.

 

Si buscas un programa de entrenamiento que te permita quemar grasa, ganar masa, tonificar los músculos y adquirir resistencia, entonces las clases de Body Pump son una buena opción. Se trata de una modalidad de ejercicios grupales que incorporan pesas, cuya duración puede variar entre 30, 45 y 60 minutos.

Su popularidad no se hizo esperar y, tras su creación en el año 1991, este método comenzó a estar disponible en todo el mundo. De hecho, existen más de 17.500 clubes de entrenamiento deportivo en 100 países, según un dato registrado en el año 2015.

Las clases suelen ser bastante dinámicas e intensas, ya que se realizan al son de la música Body Pump e incorporan pesas y algunos elementos de gimnasio. Además, los movimientos se enfocan en los distintos grupos musculares, realizando múltiples repeticiones con distinta velocidad en la ejecución, de acuerdo a la necesidad de cada individuo.

 

Body Pump: Desarrollo de la clase, beneficios y recomendaciones

Si has escuchado acerca de las clases de Body Pump, es posible que tu curiosidad acerca de este tipo de práctica deportiva se haya despertado, por lo que te interesará conocer un poco acerca de su metodología y beneficios aportados, además de algunas recomendaciones que podrían serte de gran utilidad.

Desarrollo de la clase de Body Pump

El desarrollo de este tipo de entrenamiento inicia con un calentamiento Body Pump o primer track, en el que se preparan todas las partes del cuerpo para el trabajo que posteriormente se realizará. Además, para esta etapa se usa un peso bastante ligero y las series de repeticiones son cortas. De esta manera, es posible evitar cualquier tipo de lesión en los músculos, tendones o ligamentos, a causa del arranque en frío del cuerpo. 

Después, continuarán los ejercicios de Body Pump con sentadillas, cuádriceps, tendones y glúteos, empleando una carga pesada. De hecho, según los expertos, debería tratarse de la mayor carga de todo el entrenamiento. Se emplea una barra de body pump a nivel de la espalda y bajo el cuello.

El tercer track está dedicado al pecho, específicamente el área pectoral, apoyada sobre un step y con una barra. También, se suelen hacer flexiones. En esta oportunidad, el peso deberá ser aproximadamente 1,5 veces mayor al que utilizamos durante el periodo de calentamiento.

El siguiente grupo de músculos a trabajar es el de la espalda, ejecutando movimientos que implican levantar una barra más arriba de la cabeza y el conocido peso muerto; mientras que, en el track siguiente, formaremos los tríceps con fondos, extensiones verticales y flexiones. Todos ellos utilizando barra o pesas, según tu nivel de fuerza.

El quinto track de los entrenamientos de Body Pump se enfoca en los bíceps, con la ejecución de flexiones de codo en posición vertical, para continuar con las estocadas de glúteos, tendones y cuádriceps. 

Así, podremos iniciar el sexto track de la práctica, en el que los protagonistas son los hombros y cuyos movimientos a efectuar son las elevaciones frontales, laterales y por encima de la cabeza, además de las flexiones de pecho.

Ya finalizando la clase, tenemos el grupo abdominal, cuyos ejercicios suelen variar. Podremos hacer planchas, crunches, oblicuos, entre otros movimientos destinados al fortalecimiento de dicha área.

Una vez culminado el programa de ejercicios, el último track es dedicado al estiramiento. Esta fase podría parecer innecesaria, pero, gracias a ella, estiramos los músculos y tendones, ofreciéndoles una sensación de relajación.

5 beneficios del Body Pump

Romper con el sedentarismo y ponerse en movimiento es el principal beneficio del Body Pump, al igual que cualquier otra práctica deportiva. No obstante, este sistema de ejercicio grupal con pesas, como se le denomina al Body Pump, brinda al deportista una serie aspectos positivos para la salud. Entre los beneficios del body pump podemos mencionar los siguientes.

 

Combate la osteoporosis

Su impacto positivo sobre la salud, según estudios realizados, indica que el Body Pump ayuda a fortalecer el sistema óseo, aumentando la densidad de los huesos ligeramente.

 

Mejora de la postura

Al trabajar con pesas y barras sobre la espalda, se hace necesario mantenerse erguido durante la ejecución de los movimientos, lo que, con el paso del tiempo, forja en el individuo una postura correcta, en la que se respete la curvatura natural de la columna. Así, es posible evitar los dolores a nivel de la espalda y área lumbar. Además, estéticamente tendremos una apariencia más esbelta.

 

Quemas grasa y ganas masa

Quienes se preguntan si el Body Pump adelgaza o engorda, les interesará saber que con esta práctica se logra la combinación perfecta, ya que no sólo ayuda a quemar grasa acumulada en el cuerpo, sino que también permite la ganancia de masa muscular. Esto se debe a que cada ejecutante tiene la opción de variar el peso de la carga y, por ende, la intensidad aplicada en cada uno de los movimientos.

Recordemos que, si queremos ensanchar el músculo, los movimientos deben ser lentos y cargando elementos pesados; mientras que, para quemar tejido adiposo, el movimiento implica más rapidez.

 

Recomendaciones a seguir

La práctica del Body Pump conlleva al cumplimiento de una serie de recomendaciones, pautadas inicialmente por los creadores de la modalidad del entrenamiento y promovidas por sus seguidores.

Lo primero a tener en consideración es el tema de la postura, para la que se recomienda mantener la espalda erguida y las piernas ligeramente flexionadas. Además, está la correcta selección del peso, ya que no todos los movimientos se pueden ejecutar con la misma carga. Así, evitaremos lesiones articulares, a nivel de los tendones, y desgarres.

El tema del descanso también es altamente recomendado, porque no se le puede sobreexigir al cuerpo. Tras cada rutina ejecutada es prudente descansar un día. De esta manera, se aprovechará al máximo el trabajo muscular.

Otra recomendación importante es la de complementar el Body Pump con el mismo número de sesiones cardiovasculares. Igualmente, deberás mantener monitoreadas tus pulsaciones, el tiempo de duración del trabajo ejecutado, los número de pasos dados, las calorías quemadas, entre otros datos. Para ello, lo indicado es adquirir un dispositivo capaz de realizar dichas mediciones. En este sentido, el mercado posee varios modelos de pulseras inteligentes.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments