Cómo hacer barritas energéticas caseras

Última actualización: 06.12.21

 

Las barritas energéticas son una forma saludable de aportar a nuestro cuerpo la energía que necesita tanto durante el ejercicio como al final del mismo. Lo mejor es que es un alimento fácil de preparar en casa, así que si quieres elaborar tus propias barras de cereal, es algo factible y muy sencillo de hacer.

 

Si echamos un vistazo a la bolsa de cualquier deportista o a la oferta de alimentos que se ofrecen a la hora de realizar ciertos deportes, las barritas energéticas son un elemento imprescindible. Hablamos de unas barras de cereal a las que se agregan diferentes ingredientes y que tienen la capacidad de incrementar la concentración de hidratos de carbono en el cuerpo de forma rápida. Algo a lo que ayuda el uso de cereales saludables en su elaboración, por lo que estos se asimilan más rápido que otros ingredientes de digestión más pesada.

Algo fundamental, dado que si estamos haciendo deporte o lo vamos a hacer en breve, lo último que queremos es tener una digestión pesada. Por eso, las barritas energéticas para ciclismo o ultrafondo cuentan con un perfil ligero, aunque altamente nutritivo, en un principio que se aplica a toda la nutrición deportiva. Porque a nadie le apetece levantar pesas con la barriga hinchada como si fuera un globo.

La buena noticia es que si las barritas de cereales que tenemos en el mercado no te convencen, resulta fácil elaborar tus propias barritas. Para ello, contamos con diversas recetas, que te presentamos junto con algunas orientaciones para que crees tu propia receta de barritas de cereal, según tus preferencias personales.

Aunque lo especificaremos en cada receta, la mayor parte de ellas se preparan al horno. Para ello, puedes usar tanto los hornos convencionales como los que integran algunas estufas de pellets precios y modelos diversos. Pero si no tienes horno, también hemos incluido recetas que pueden hacerse al microondas o incluso sin horno: 

 

Barritas energéticas multicereales

 

Ingredientes:

Media taza de almendras.

Media taza de pipas peladas.

Media taza de nueces.

Media taza de pasas.

1 taza de copos integrales de mijo.

1 taza de copos integrales de maíz.

1 taza de copos integrales de trigo.

1 taza de copos integrales de avena.

1 taza de copos integrales de centeno.

Media taza de semillas al gusto: chía, lino, sésamo, amapola, etc.

250 gramos de miel.

 

Preparación

En un bol grande añadimos los ingredientes, procurando que su tamaño sea similar. Esto implica romper los frutos más grandes, aunque no en fragmentos demasiado pequeños. 

Ponemos las semillas en una picadora o similar para triturarlas, añadiendo la mezcla al bol. Los aceites que desprenden ayudan a ligar la mezcla.

Añadimos la miel al bol, despacio y removiendo, para que todos los ingredientes se liguen correctamente. La cantidad indicada es orientativa, así que usa miel hasta que la textura de la mezcla sea adecuada.

Pon la mezcla en un recipiente para hornear, cubriendo antes el mismo con papel de horno. También puedes usar recipientes de aluminio.

Hornea de 20 a 25 minutos a unos 150 a 170 grados. Revisa el producto de vez en cuando, para que no se pase de punto.

Una vez fuera del horno, deja que se enfríe y guarda el bloque en el frigorífico, para ir cortando lo que necesites.

Barritas energéticas sin horno

A diferencia de la propuesta anterior, el resultado de estas barritas es más fino, prescindiendo de la miel como aglutinante. Para ello, se usan frutas y el propio aceite de los frutos secos. Tampoco necesita horno.

 

Ingredientes:

350 g de frutas secas untuosas y dulce, como como dátiles y orejones

200 g de frutos secos, triturados 

150 g de cereales integrales

Un poco de sal

Dos cucharadas de semillas al gusto o coco rallado para saborizar

Una cucharada de cacao en polvo o harina de algarroba, para darle un toque de chocolate

Un pellizco de canela para saborizar, si quieres

 

La preparación de la receta es similar a la comentada anteriormente, aunque con algunas pequeñas diferencias. En este caso, sí trituramos los frutos secos y las frutas secas que hemos mencionado antes. Si estas últimas están muy secas, conviene restituirlas durante unos 20 minutos en agua caliente. La idea es mezclar todos los ingredientes en una batidora potente, de modo que obtengamos una masa firme y untuosa, sin necesidad de aglutinantes. Si la misma está pegajosa, podemos añadir algo más de cereal, mientras que si queda seca, podemos añadir agua, aceite de coco o girasol.

También varía la elaboración, ya que una vez lista la masa, esta debe asentar una hora, habiéndola nivelado y compactado previamente, hasta dejar una lámina de 1 centímetro de grosor. Estas barritas no necesitan horno, bastando con dejarlas orear hasta dar con la textura óptima. Si no vas a consumirlas todas, es mejor congelar las sobrantes.

 

Barritas energéticas de microondas

A veces, preparar las mejores barritas energéticas no requiere más que de un microondas y un poco de tiempo. Esta receta es la prueba.

 

Ingredientes:

120 gramos de avena

20 gramos de azúcar moreno

40 gramos de almendras

40 gramos de mantequilla

100 gramos de chocolate negro (opcional)

 

La preparación es tan sencilla como triturar las almendras, mezclar con la avena y el azúcar y añadir la mantequilla deshecha. Esta mezcla se alisa, se le da forma y se mete 2 minutos y medio al microondas a máxima potencia. Como extra, puedes bañar las barritas en chocolate, derritiendo el mismo previamente. Una vez frías, se cortan y se guardan. Así de fácil.

Creando tu propia receta

Tal como decíamos en la introducción, es posible que ninguna de estas recetas te convenza y prefieras crear una receta propia. Para ello, no necesitas más que algunas orientaciones al respecto, con las que saber cómo hacer barras energéticas a tu gusto.

Tal como habrás podido deducir de nuestras propuestas, para preparar barritas de avena caseras, o de cualquier otro cereal, son necesarios dos elementos básicos. Uno de ellos es la base de la receta, que la forman los cereales sanos, los frutos secos y las frutas que quieras añadir. El otro elemento básico es un aglutinante, que se encarga de ligar los ingredientes. Entre estos ingredientes tenemos el chocolate, el yogur, miel o incluso crema de cacahuete, para quienes quieran cambiar de las clásicas barritas de chocolate.

Respecto de las proporciones, todo depende de cuántas barritas queramos preparar. Si queremos hacer una producción grande, convendrá añadir varias tazas de cereal, junto con la cantidad de aglutinante necesaria para obtener una textura adecuada. Por eso no deben triturarse los frutos secos, dado que esto afecta a la estructura de la barrita. Por cierto, si quieres hacer barritas proteicas caseras, basta con añadir proteína de suero de leche a la receta.

Una vez lista la masa, no hay más que hornear la misma en un molde de buen tamaño hasta que quede bien. En general, bastan unos 20 o 25 minutos a unos 150 o 170 grados, aunque lo suyo es controlar el proceso, hasta lograr con el punto óptimo. Por cierto, las barritas no deben salir secas y duras del horno, sino que este acabado se logra una vez estén frías, unos minutos después de salir del horno.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS