9 consejos para prevenir dolores y rozaduras al andar en bicicleta

Última actualización: 05.12.22

 

Andar en bicicleta es una actividad recreativa que aporta beneficios para la salud, pero los sillines pueden proporcionar rozaduras que lastiman la piel. Para disminuir este tipo de problemas y conducir la bicicleta placenteramente lo mejor es usar crema antifricción y un culote sin ropa interior, entre otras medidas.

 

¿Por qué el sillín de la bicicleta provoca dolor o irritación en la piel?

Tener el mejor sillín de bicicleta no significa que estarás libre de problemas en la piel por rozaduras, ya que, si este es muy grande, puede que moleste tus muslos o genitales, sobre todo si entrenas varias horas al día o realizas rutas muy largas.

Si entrenas durante un día caluroso, tu piel está bastante expuesta a la humedad, debido al sudor. Este podría ser uno de los causantes de la irritación en la piel. También, cuando estás varias horas sentado en el sillín de la bicicleta puede aparecer dolor en tus muslos o genitales, pues la mayor parte del peso recae en ellos.

Por consiguiente, te daremos a conocer 9 consejos con los cuales podrás evitar o disminuir los dolores en los muslos y problemas en la piel al entrenar ciclismo.

 

1) Ajustar el sillín de la bicicleta adecuadamente

El sillín de bicicleta debe estar ajustado en la altura adecuada, lo cual disminuirá en gran medida las rozaduras o dolores en los muslos y la entrepierna. Además, evitará que sufras de dolores cervicales, problemas en la espalda y sobrecargas musculares, los cuales pueden afectar gravemente tu salud si no se detectan a tiempo.

Asimismo, el ajuste correcto del sillín mejorará el rendimiento en el pedaleo, pues este es el principal punto de apoyo que tienes como ciclista. Por eso es recomendable medir la entrepierna en centímetros. Para ello, párate erguido con las piernas cerradas frente a la pared y mide la distancia que hay desde el suelo a tu entrepierna, el resultado que obtengas en centímetros deberás multiplicarlo por 0,885. Es así como podrás determinar la altura adecuada del sillín.

 

2) Usar crema antifricción en la zona vulnerable

Usar una crema antifricción en la zona vulnerable es de vital importancia, pues esta te ayudará a aliviar la irritación, por lo cual te recomendamos por ejemplo VeloChampion Chamois Cream, la cual se encuentra disponible en Amazon. Es una crema viscosa y antibacteriana que al aplicarla dará una sensación cómoda y fresca, además, ayuda a que tu piel se mantenga flexible.

Asimismo, esta crema contiene aroma a mentol, lo que resulta agradable para el ciclista. Aplica un poco sobre la piel, así como en el interior del pantalón; esta crema no mancha ni es grasosa. Viene en un bote de 150 ml, de manera que te durará para varios entrenamientos.

3) Colocarse un culote de ciclismo adecuado para disminuir la fricción y el dolor

Normalmente, existen tres tipos de culotes, piratas, largos y cortos. Lo recomendable es utilizar culotes largos en invierno y cortos en verano, sin embargo, muchos ciclistas usan los cortos en ambas épocas del año. También, un aspecto que debes tener en cuenta es el tejido utilizado en la fabricación del culote, el cual varía según la marca y modelo.

Al adquirir un culote ten en cuenta la badana, pues esta es una de las partes más fundamentales en esta vestimenta. Si eres un ciclista profesional o aficionado que entrena por más de dos horas durante el día, utiliza un culote con badana de gel. Asimismo, hay badanas con tejidos transpirables, para evitar sudar mucho. Aunado a ello, es importante mencionar que el culote con una buena badana disminuirá el riesgo de sufrir dolor por fricción.

 

4) Lavar el culote antes de volver a usarlo

Lavar el culote de forma correcta ayudará a que se conserve en buen estado por más tiempo. Si eres de las personas que después de entrenar llega a casa y tira el culote en la cesta de la ropa sucia, cambia ese hábito. Debes sacarlo de allí y sumergirlo en agua, puesto que el sudor lo puede deteriorar. Incluso, puede acumular hongos y manchas.

Ahora bien, cada vez que vayas a lavar el culote no utilices suavizantes, ya que este reduce la espuma de la badana. Tampoco uses blanqueadores o lejía, pues podrías dañar las fibras de los tejidos. Igualmente, no es recomendable usar la secadora, sino dejar que el culote se seque al aire libre.

Lava el culote en la lavadora por separado al revés, es decir, que las costuras se vean. Utiliza jabón líquido o neutro y agua. También, puedes lavarlo a mano, pero sin exprimir fuertemente, para no dañarlo.

El uso de la plancha evítalo en lo posible, ya que el calor podría dañar este tipo de ropa.

 

5) Mantener una higiene adecuada antes y después de entrenar

Lavarte muy bien los genitales o muslos antes y después de entrenar es una de las medidas de higiene que debes hacer siempre que vayas a entrenar o salir de travesía en tu bicicleta.

6) Cambiar el sillín por alguno más ergonómico

Si tu sillín está causando molestias, lo más recomendable será cambiarlo por uno que tenga la punta más fina, suave, corta, etc. En Amazon encontrarás una gran variedad de marcas y modelos, de seguro encontrarás el sillín que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto.

 

7) Descansar por unos días si el dolor es muy fuerte

Quizá te resulte difícil descansar por unos días, pues estas acostumbrado a realizar tus entrenamientos, pero, si tienes un dolor muy fuerte, lo mejor será hacerlo. De esa manera evitarás que el dolor aumente en caso de tenerlo y, si tu piel está irritada, sanará más rápido.

 

8) Llevar toallitas húmedas de bebé por si no te puedes duchar en el momento

Te recomendamos llevar en una mochila ropa para cambiarte después del entrenamiento, así como jabón y toalla para ducharte. En el caso de no poder bañarte en el momento utiliza toallitas húmedas de bebé. Estas te darán momentáneamente una sensación de frescura; sin embargo, por razones de higiene personal es importante que te duches en la brevedad posible, para evitar malos olores, picazón e irritación en la piel.

 

9) Visitar al médico si el dolor o la irritación persiste

Por último, es importante ir al médico para que revise la piel en la zona afectada y por nada del mundo te auto mediques. La valoración de un especialista es muy importante, ya que así evitarás complicaciones que pueden incluso llevarte a una cirugía obligatoria en el peor de los casos. Tu salud es fundamental para continuar con la práctica de este deporte.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS